Vino Juan Gil de Jumilla

Caldos y Vinos para disfrutar: Juan Gil cosecha 2011, os presentamos este buen y recomendable vino de la denominación de Jumilla.

Vino Juan Gil de Jumilla

Vino Juan Gil de Jumilla

Vino Juan Gil de Jumilla

Pertenece a la murciana Bodega Hijos de Juan Gil, la cual suele ofrecernos muchos y muy buenos caldos, y se merece su fama y prestigio como bodega.

Ubicada en el mísmisimo corazón de la denominación de origen de Jumilla, se fundó en el año 1916 de la mano de Juan Gil Giménez, el bisabuelo de la actual generación de dueños y bodegueros. Este nombre ha ido pasando por la familia hasta hoy en día, motivo por el cual se llama así este vino que representa uno de los más importantes de la bodega.

Elaborado con uvas monastrell, una variedad idela para esa zona de Jumilla porque necesita bastante calor, y de eso sobra en la provincia de Murcia, por lo que allí crece muy favorablemente esta vid.

La familia Gil cuenta cone unas trescientas hectáreas de viñedo localizados sobre tierras arenosas y calizas, a una altitud de entre setecientos y ochocientos metros sobre el nivel del mar, hecho que estimula una óptima maduración de sus racimos a la monastrell.

Antes de iniciar la cata hay que decir que epersonalmente me gustan muchos de los caldos de Jumilla de esta bodega, y de otros vinos de esta denominación de origen, que se ha esmerado en los últimos tiempos en ofrecernos vinos de calidad.

Juan Gil cosecha 2011, os presentamos este buen y recomendable vino de la denominación de Jumilla.

Juan Gil cosecha 2011, os presentamos este buen y recomendable vino de la denominación de Jumilla.

Cata del vino Juan Gil cosecha 2011

Este es un vino elaborado de forma monovarietal con uva monastrell, recogida en sus viñedos que tienen más de cuarenta años.

Es un vino que lleva un proceso de fermentación en cubas de acero inoxidable y después continua su recorrido de fermentación maloláctica en buenas barricas de roble francés, donde ha estado 12 meses realizando la crianza.

Además, llama la atención su bonito color rojo picota fuerte con matices violáceos, que al llevarlo a la nariz notamos un importante aroma a frutas rojas maduras, así como agradables matices de café,cacao y humo.

Ya al probarlo, en el paso por boca tiene buena entrada y persistencia, dejando notar que es un vino con un atractivo sabor con muchas notas de fruta madura.

Destaca por otro lado su conseguido equilibrio, aunando adecuadamente la fruta, el alcohol y la madera.

Es recomendable su degustación cuando comemos carnes, guisos, arroces y quesos curados, así como para tomarse una tapita en un aperitivo.

El Juan Gil de Jumilla es en mi humilde opinión un vino muy recomendable con buena relación calidad precio.