Cómo abrir unas ostras

Recetas en CucharaoTenedor: Nos disponemos a explicaros cómo podemos abrir, preparar y servir unas ostras frescas, preferiblemente gallegas con tan sólo uno poco de limón.

Cómo preparar y servir unas ricas y sabrosas ostras frescas
Cómo preparar y servir unas ricas y sabrosas ostras frescas

Duración: 15 minutos en total
Dificultad: Media
Personas: 4

Ingredientes:

  • Una docena de ostras gallegas o media docena para dos personas
    Medio limón

Esta receta que os detallamos a continuación es cierto que más que una receta es explicar un poco cómo hacer para comernos unas ostras a gusto, y es una preparación que solamente se pueden permitir algunas personas en ocasiones especiales, ya que son un producto gastronómico de alto valor económico, son generalmente bastante caras, aunque se pueden comprar a 50 céntimos la unidad, y degustar un fantástico trozito de mar.

Preparación de Cómo preparar y servir unas ostras

Las ostras las podemos comprar en el mercado de barrio, en una marisquería especializada, en un gran supermercado, etc… y lo más recomendable es comprarlas gallegas, por su calidad y sabor.

También se pueden comprar ostras francesas y de otros lugares, siempre que sean frescas será una buena elección, hay que fijarse en que esten bien cerradas para saber que son frescas de verdad y estén vivas y en un estado magnífico.

Una vez compradas las ostras, el siguiente paso es abrirlas con una puntilla si puede ser de las que hay especificamente preparadas para esta función. Para poder hacerlo bien y sin peligro de llevarnos un corte, debemos ir probando con la punta de la puntilla en los bordes ya sean los frontales, laterales o traseros de la ostra, hasta ver por donde se deja introducir mejor la punta y veamos que al ir haciendo movimientos, como de palanca la ostra se va abriendo y con cuidado terminamos el proceso de abrirla.

Cómo preparar y servir unas ostras
Cómo preparar y servir unas ostras

Nos tenemos que fijar en si ha podido quedar algún resto de arena o de la propia concha de la ostra, y si es así la podemos quitar con cuidado con la yema del dedo, y hay quien las lava con agua fría, pero prefiero no hacerlo para no quitarle ese rico caldo de mar que lleva la ostra en su interior.

Para finalizar el preparar y servir las ostras, una vez abiertas las vamos colocando en una fuente o plato y si queremos las podemos acompañar con unas gotas de limón, y hay gente que le gusta de acompañar con un toque de pimienta, yo prefiero comerlas con una gota de limón o sin nisiquiera ella, degustaremos así si aunque sea solamente alguna vez unas ricas y sabrosas ostras.

Podemos añadir a este manjar un vino blanco gallego, ya sea un albariño, un ribeiro, o bien otro caldo de vino blanco español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.