Unas buenas judías cómo la squ epodemos degustar en la cerveceria restaurante de La Fragua en Madrid

Receta de Judías blancas

Recetas en CucharaoTenedor: Un plato de cuchara con las famosas y sabrosas judías blancas del Barco de Avila

Duración: 1h y 30 minutos
Dificultad: Baja
Personas: 4

Ingredientes:

  • 300 g de judías blancas (si puede ser judías de la denominación de origen de Barco de Ávila)
  • 1 zanahoria
  • 3 dientes de ajo
  • ½ cebolla o 1 puerro
  • Chorizo para guisar
  • 1 punta de jamón
  • Pimentón
  • 1 chorreón de aceite
  • 1 tomate natural o un bote de tomate natural triturado y Sal al gusto
  • 1 patata grande

Preparación de la Receta de las judías blancas:
Para comenzar con esta receta tradicional de este famoso plato de cuchara, partimos de la base de tener las judías en remojo desde la noche anterior a la preparación de las mismas, aspecto fundamental para qeu salgan tiernas y buenas de verdad:)

Luego ya el mismo día que vamos a hacerlas, nos ponemos a pelar y cortar las patatas, la zanahoria, la cebolla, el ajo y el tomate y acto seguido vamos a ir añadiendo todos estos ingredientes junto con las judías en una buena olla con agua, junto con el chorizo cortado en 4 trozos, el poquito de pimentón, el aceite y la punta del jamón, que le da también el toque de sabor, junto al resto de ingredientes, que buena pinta verdad…

Pues ya a la media hora más o menos, se coge la zanahoria, el ajo, la cebolla y el tomate y se pasan por el pasapurés para que el caldo quede más espeso y coja más cuerpo esta receta de judías blancas.

Además debemos pinchar los ajos y la cebolla en un palillo para poderlos coger bien para triturarlos más sencillamente.
IMG_0717
Y si queréis que quede todavía mejor este plato de cuchara tradicional os recomiendo comer las judías un día después, aunque eso podemos hacerlo también si sobran hacienco una buena olla de judías para que tengamos varias raciones y poder así tomarlas un par de días al menos, que así cunde más lo trabajdo y las disfrutamos en varias comidas o cenas, y tomamos unas ricas judías blancas, que tanto se agradecen especialmente en los meses de otoño e invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.